Historias Cortas, Procesos Largos

Después de una larga espera el primer festival de cortometrajes en Chiquimula se llevo a cabo en un ambiente íntimo impregnado de creatividad y sencillez en el Corazón del CUNORI.

La noche del pasado sábado 27 de noviembre transcurrió con un sabor especial aportado por los alumnos  sancarlistas de sexto semestre de Periodismo quienes con expectativa y entusiasmo llevaron a cabo el primer festival de cortometrajes realizado en la cabecera chiquimulteca.

Entre palomitas de maíz y soda las historias se diluyeron. Una joven violada por su progenitor, un demonio cibernético y un chico que superó la pobreza fueron algunos de los dramas principales en dicho festival, el cual tuvo gran aceptación manifestada por el público asistente.

Las instalaciones deportivas del Centro Universitario de Oriente (CUNORI) fue el escenario destinado para una velada de cortometrajes creados, producidos y dirigidos principalmente por el cuerpo estudiantil, los cuales serian criticados y premiados por un jurado compuesto por expertos en las artes audiovisuales.

Dicho festival nació en la mente de Luis Guzmán, catedrático de la carrera de Periodismo Profesional del CUNORI. “Esperemos que de aquí en adelante este festival pueda ser una puerta cultural para cualquiera que tenga historias que merecen ser contadas”, afirmó Guzmán.

Fue entre amigos

Mientras toma un sorbo de soda, Carla Guancín junto a sus amigos, sonríen al contemplar escenas graciosas de uno de los cortometrajes. “Es una buena actividad y le conviene al departamento adueñarse de un festival que ponga en alto sus talentos”, comentó con total desenfado.

Entre las categorías premiadas se encontraban: Mejor guión, mejor actriz, mejor actor y mejor cortometraje, esta última ganada por “Serenata”, la historia de cuatro amigos “mayorcitos” que con unos tragos de más se encaminan a altas horas de la noche a enamorar a una joven, quien por cierto, se ha cambiado de vivienda, la sorpresa es obvia.

Sorpresiva Dedicatoria

Los estudiantes complementaron la actividad con una emotiva dedicatoria a Saraí Cárdenas, quien fue estudiante de la carrera de periodismo y que en julio de este año sufrió un accidente automovilístico, el cual la afecto físicamente. Paso a paso, con la ayuda de sus amigos y familiares, Saraí se dirigía al festival sin saber que seria dedicado a su persona, la sorpresa colmó de emoción y aplausos a los asistentes.

Para los organizadores, los procesos largos de producción dieron como frutos historias cortas llenas de drama y realidad. “Las historias están buenísimas, lastima que son muy pocas. Sin embargo, esperamos que el próximo año la convocatoria aumente y esto sea un trampolín cultural” manifestó Jennifer Delgado, parte del comité organizador.

Por Mario Morales

You may also like...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com