QUILLAGUA, no está muy lejos

Escribe: J. Israel Pérez P.

img_2619Para muchas personas, antes del 22 de marzo del presente año, Quillagua, era una palabra o un nombre desconocido, pero “The New York Times”, suplemento del diario guatemalteco “Prensa Libre” de esta fecha, trae una nota informativa que titula: “Pueblo chileno agoniza por falta de agua”, escrito por Alexei Barrionuevo, donde apunta que: “QUILLAGUA, Chile __Durante las últimas cuatro décadas, los residentes de este pueblo, el lugar más seco de la Tierra, han divisado en algunas ocasiones gotas de lluvia en las faldas de la montaña. Nunca llegan al suelo, al evaporarse cual espejismo cuando están en el aire”.

A muchos de nuestros distinguidos lectores pueda parecer un desastre “natural” que sucede muy lejos de nosotros, por lo tanto no debemos ponerle atención; pero, en asuntos relacionados con situaciones propias de nuestro ambiente, con la naturaleza, el agua y sus derivados, nuestra tierra está conectada. ¿A caso no conocemos o sabemos de que en muchos lugares de nuestro país y en especial en esta zona oriental, ya se tienen algunos problemas por situaciones del agua? Negarlo, es querer tapar el sol con un dedo.

Los problemas que el mundo viene afrontando debido a situaciones provocadas por aspectos relacionados al agua no es nada nuevo. Por ejemplo, el primer informe del agua publicado con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas fue en el año 2003, el cual arrojó datos preocupantes. Precisamente el 22 de marzo recién pasado, se clausuró en Estambul, Turquía, el quinto Foro Mundial del Agua, donde según informaciones de prensa, se reunieron unas 28 mil personas de más de 180 países del mundo, donde Guatemala estuvo representada, por ser un país que ya tiene problemas derivados por el agua. De esta reunión se tendrá un nuevo informe y los datos serán aun más alarmantes, ya que las causas mayores de esta crisis persisten, entre ellas el aumento de la población, la contaminación, la deforestación, el cambio climático, así como el uso abusivo que de este recurso se hace, sin que exista una ley específica que lo norme.

No es ningún secreto tener en Guatemala entre un 80 y 90 por ciento de fuentes que abastecen de agua a nuestras comunidades que están contaminadas de heces fecales. Que estemos habituados a tener muy cerca de nuestras viviendas o poblaciones aguas servidas y desagües que corran a flor de tierra. Que seamos testigos y hasta protagonistas de muchas de las causas que ocasionan el deterioro del ambiente, y por lo tanto, de un aceleramiento de una crisis provocada por la falta de agua de uso humano. ¿A caso no tenemos en nuestro medio ya limitaciones de agua? Quienes digan que NO, no han de cantar gloria y mejor que le den gracias a Dios.

Quillagua, no está muy lejos y, hemos de recordar que fue una comunidad que hace unas cinco décadas tuvo alguna prosperidad gracias a la existencia del Río Loa, pero eso se terminó. El tema del agua y del ambiente son tópicos de preocupación mundial que deben considerarse con seriedad en todos los órdenes y niveles, porque fácilmente podríamos un día no lejano, estar en la lista de los pueblos que se ven enrolados en guerras fratricidas provocadas por el agua y por lo tanto, condenados a desaparecer.

You may also like...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com