Chiquimula: Piden rebaja a tarifa de electricidad

Energía: Diputado chiquimulteco Baudilio Hichos, propone congelamiento de tarifas para comunas.


Gianni Suchini, alcalde de Chiquimula, y Baudilio Hichos.

Unos mil 500 vecinos de Ipala, Jocotán, San Juan Ermita, San Jacinto y de la cabecera departamental se reunieron en el parque Ismael Cerna para rechazar el alza en la energía eléctrica.

Los inconformes se entrevistaron con los alcaldes de esas comunidades y con el diputado Baudilio Hichos, y les pidieron que intervengan ante la Distribuidora de energía de Oriente, S.A. (Deorsa), porque aseguran que los altos costos de la luz los tienen agobiados.


Pobladores de cinco municipios demandan a las autoridades intervenir para que baje el precio de la luz.

Roel Pérez Argueta, alcalde de Ipala y presidente de la Asociación de Alcaldes de Chiquimula, manifestó que cuando el pueblo pide una reunión hay que hacerla, sobre todo en este caso en donde su demanda es comprensible. “Es un clamor de todos que se baje el precio de la energía, porque esta dañando el bolsillo de los vecinos”, expresó.

El alcalde de Jocotán, Ramón Díaz Gutiérrez, argumentó que su municipio es el más pobre de Chiquimula, y que Deorsa no tiene consideraciones para cobrar Q55 por alumbrado público a los pobladores.

Hichos aseveró que los vecinos le solicitaron promover un proyecto de ley que proteja al consumidor de energía eléctrica, por lo que presentó en el Congreso la denominada ley para el congelamiento de precios en la tarifa de energía eléctrica, que puede aplicarse a las comunas que utilizan el servicio en el abastecimiento de agua, iluminación publica y sistemas de riego.

“El motivo para presentar la iniciativa obedece al desmesurado aumento en los precios del petróleo y sus derivados en el mercado internacional. Guatemala está sufriendo las consecuencias, y las más afectadas serán las comunas porque no podrán ofrecer los servicios esenciales”, explicó el legislador.

Esas municipalidades deben cubrir el valor de la energía que utilizan para poder brindar esos servicios de abastecimiento de agua entubada, de iluminación pública, y para fortalecer el sistema de riego en áreas agrícolas.

Los alcaldes que participaron en la reunión coincidieron en que, en los últimos meses, las facturas de Deorsa han sido elevadas, y aprueban la acción de los vecinos.

Juan Ramírez, vecino de San Jacinto, dijo que es difícil continuar con el pago de la energía, e hizo un llamado a las autoridades para que intervengan en el asunto.

Además, Romelia Roque, otra vecina afectada, expresó su descontento porque en los últimos tres meses ha tenido que pagar más por el servicio. “Somos gente que trabaja por jornales”, recordó.

Por: Edwin Paxtor – Prensa Libre

You may also like...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com