Alcaldías buscan combatir la pobreza

En su afán de combatir la pobreza y los problemas del hambre de la región chortí, cuatro municipalidades chiquimultecas se unieron e integraron la mancomunidad Copán-ch’orti’. Ahora, su reto es impulsar programas de desarrollo local.

La crisis alimentaria registrada en 2001 obligó a empresarios, organizaciones no gubernamentales e instituciones del Estado a llevar víveres a Jocotán y Camotán, Chiquimula.

Sin embargo, la ayuda no llegó a todos.

A raíz de eso, el 30 de enero de 2003 los alcaldes de esos municipios, más los de Olopa y San Juan Ermita, apoyados por la Agencia Española de Cooperación Internacional, integraron la mancomunidad Copán-ch’orti’. Hoy cuentan con una oficina de planificación de las estrategias y políticas que deben impulsar.

Óscar Guevara, presidente de esta alianza y alcalde de Olopa, explicó que lo que buscan es generar proyectos de desarrollo, para que los pobladores tengan fuentes de ingreso, y evitar que se propague el hambre.

A luz pública
Hasta hace unos años, Camotán y Jocotán eran dos pueblos casi desconocidos a nivel nacional, pero salieron a luz cuando se divulgó el grave estado de desnutrición de sus mujeres y niños.

Los funcionarios municipales han señalado que la crisis alimentaria se debe a que no hay fuentes de empleo en la zona y a que las cosechas son escasas, pues las parcelas de los pobladores están ubicadas en laderas rocosas o tierras áridas. Para colmo, no cuentan con sistemas de riego.

Un 95 por ciento de los habitantes vive de la producción para el autoconsumo, el resto apenas si logra vender una parte de su cosecha para comprar otros insumos, aunque también son fabricantes de canastas, petates, hamacas, sombreros y morrales.

La mancomunidad Copánch’orti’ ha logrado que las Naciones Unidas, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), entre otros organismos, preparen nuevos convenios de cooperación para poner en marcha más proyectos de desarrollo.

Proyectos: Para que sean microempresarios
Entre los programas que ya se ejecutan están:

Servicios de extensión agraria. Se gestionan proyectos de apoyo técnico agrícola, especialmente en la diversificación de cultivos.

De este programa se han desarrollado 44 módulos demostrativos en las comunidades, sobre sistema agroforestal maíz-madrecacao, huerto familiar, vivero frutal y gallinas ponedoras, entre otros.

Lo que se pretende es que las familias sean microempresarias.

Mesa de desarrollo y seguridad alimentaria. Gestiona ayuda de alimentos para los más necesitados del área.

Educación. Con el apoyo de Canadá y en coordinación con el Ministerio de Educación, se ha logrado capacitar a maestros y mejorar la infraestructura de las escuelas.

Medio ambiente. Se han puesto en marcha programas de reforestación, mediante el pago a los propietarios de terrenos, para evitar que corten sus árboles. Fuente: Prensa Libre

You may also like...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com